Carta abierta dirigida a Don Pablo Gómez de Olea, Embajador de España en Colombia;
por parte de Javier Godínez Pinel, portavoz del colectivo “Atrapados en Colombia”

NOTA: Esta carta fue la respuesta a la última declaración pública del Embajador sobre este asunto, fue envíada con copia a medios de comuniciación tanto españoles como colombianos y contiene 25 anexos no publicados en este artículo por contener datos confidenciales, pero están disponibles bajo petición al email estamos@atrapadosencolombia.com

Estimado Señor Gómez de Olea:

Espero que esta comunicación le encuentre bien, especialmente dadas las circunstancias actuales.

Le escribo con la máxima cordialidad, y en representación de cientos de ciudadanos españoles y residentes, con quienes comparto un objetivo común: que todos podamos volver a nuestros hogares cuanto antes. Algo para lo cual, dependemos directamente de la Embajada que usted dirige, debido al cierre del espacio aéreo colombiano que tiene desde el 23 de marzo y hasta, por el momento, 31 de agosto de 2020.

La única opción posible para regresar es a través de los llamados “vuelos humanitarios”, que los interesados a los que represento, consideramos como vuelos comerciales con permisos especiales, ya que cada interesado debe abonar una cantidad por la obtención de los billetes. 

Como usted podrá entender, esta situación, de la cual ustedes no son culpables, pero sí solución, está generando muchísimo estrés y ansiedad a cientos de afectados. Es sumamente crítica para las personas que requieren una atención especial por tener problemas de salud o económicos, incluyendo a familias con niños, mujeres embarazadas o víctimas de malos tratos, cuya situación empeora día a día, y quienes nos manifiestan sentirse desatendidos tras haberles solicitado ayuda en más de una ocasión desde hace varios meses.

Es posible que la frustración que sentimos y falta de información que tenemos, hayan podido dar lugar a algún comentario desafortunado o inexacto por parte de algún miembro de nuestro colectivo. Esto es algo que nos han hecho ver (y no siempre de las mejores maneras) a través de Twitter, el único canal oficial en el que nos responden en contadas ocasiones. Y le pido perdón públicamente por ello.

Sin embargo, como ciudadanos y afectados, sentimos como inaceptables las declaraciones inexactas, y que podrían dar lugar a una mayor confusión, que se han producido por su parte y por parte de la Embajada de España en Colombia, organismo público que usted dirige. 

Por eso, procedo a comentarle, documentadamente, todas las observaciones que tenemos sobre dichas declaraciones. En especial, las que tuvieron lugar en la entrevista realizada el pasado 5 de junio, en la Cadena de TV Red+, en Adelante ENTREVISTA:

PUNTOS A COMENTAR:

1. Falta de atención por parte de la Embajada. 

Cita del Embajador en la ENTREVISTA: “Hemos tenido cinco líneas de emergencia permanentemente abiertas al público, se están respondiendo más de 300 llamadas al día. Cinco líneas de emergencia, tres de ellas abiertas 24 horas.  Es cierto que muchos correos no los hemos podido responder y por eso hemos optado por el twitter y por la página web del consulado para diseminar la información. Pero le aseguro que tenemos toda la voluntad de atender a todos estos españoles, y estamos haciendo un enorme esfuerzo de comunicación, desafortunadamente no hemos podido llegar a todos porque hemos tenido incluso bloqueo de nuestros correos”.

Comentarios:

  1. Llamadas telefónicas: a pesar de haber contestado a ese número de llamadas que usted declara, pensamos que son insuficientes. Desconocemos si es por falta de personal o recursos, pero casi nunca atienden al teléfono. Esto es algo que como usuarios no podemos “probar”. Sin embargo, le invito que usted mismo trate de llamar a los números de contacto publicados por la Embajada en el siguiente enlace, para que pruebe nuestra experiencia: http://www.exteriores.gob.es/Consulados/BOGOTA/es/Consulado/Paginas/Localizacion Contacto.aspx
  2. Emails: En caso de que lo necesite, puedo recopilar cientos de emails que no han sido respondidos por la Embajada que usted representa. Sin embargo, creo que solamente usando mi experiencia personal, podría ser suficiente para demostrar este hecho. A continuación enumero los emails que les he enviado desde el 28 de marzo hasta hoy. 
    • Email enviado el 28 de marzo para informar de que me encontraba en Colombia (ver ANEXO 1). Este ha sido el único email del que he tenido una respuesta personalizada. Sin embargo, cuando lo recibí, pensé que podría llegar a ser un email falso dado la informalidad (y repetidas faltas de ortografía) con las que me respondieron.  
    • Email enviado el 1 de abril, diligenciando por primera vez la plantilla con los datos que solicitaban para ser incluido en los vuelos (ver ANEXO 2). No obtuve respuesta. 
    • Email enviado el 15 de abril, enviando de nuevo estos datos. Al no recibir respuesta y viendo en las redes que podría haber un nuevo vuelo, envié de nuevo la información para estar seguro de que la tenían (ver ANEXO 3). No obtuve respuesta.
    • Email enviado el 17 de abril, atendiendo la solicitud de la Embajada, quienes pidieron que todas las personas interesadas en el vuelo del 2 de mayo volviéramos a rellenar la información (ver ANEXO 4). No obtuve respuesta. 
    • Email enviado el 30 de abril, en el que solicité ceder una plaza que me otorgaron de forma presumiblemente irregular a una persona que tenía mayor necesidad de volar que yo (ver ANEXO 5). No obtuve respuesta.   
    • Email enviado el 15 de mayo, para solicitar información sobre las ayudas que ofrecía el Gobierno en la nueva fase de asistencia consular (ver ANEXO 6 y fuente https://www.youtube.com/watch?v=1nzqyY5e76c ). No obtuve respuesta.
    • Email enviado el 4 de junio, para solicitar la aclaración de una duda que tuve sobre la inscripción en el formulario publicado con la Embajada el 29 de mayo, para gestionar las solicitudes de los vuelos de los días 9 y 16 de junio (ver ANEXO 7). No obtuve respuesta. 

      De 7 emails que he enviado, solo obtuve una respuesta no automática en el primero. 

      Entendemos, que se hayan visto sobrepasados por la situación, ya que incluso hubo un momento en el que al escribirles recibíamos mensajes de error informando de que la bandeja de entrada estaba llena. Pero esto es algo que no nos sorprende, si tenemos en cuenta que nos solicitaron que enviáramos la misma información en repetidas ocasiones, además de que el no responder a las preguntas que les realizamos, ha provocado que más de una persona haya reenviado el email en busca de una respuesta. 
  3. Uso de Twitter como principal vía de comunicación. Si bien es cierto que Twitter es una herramienta que permite difundir información, hay que tener en cuenta que hay muchas personas que no conocían esta red social ni saben cómo usarla. Si se trataba de usar una herramienta de difusión, se podría haber usado alguna alternativa, mucho más popular, como WhatsApp, la cual permite todas las características de Twitter, tiene algunas adicionales (como las llamadas y envío de archivos sin coste) y es mucho más accesible y conocida.

    Por lo tanto, no entendemos el uso de esta herramienta por encima de otras más tradicionales y accesibles, como el teléfono y email. 

    El desconocimiento en el uso de esta herramienta, ha provocado malentendidos y frustración. Además, algunas respuestas que hemos recibido consideramos que han sido salidas de tono, y no propias de un servicio ofrecido por una administración pública española. Especialmente teniendo en cuenta que los ciudadanos reclamando atención, están en muchos casos en situaciones complicadas y se sienten especialmente desatendidos por la entidad que usted representa. En el ANEXO 8 puede ver varios ejemplos. 

Además, quisiéramos destacar que sentimos que la comunicación con su Embajada ha parecido ser mucho más difícil e inaccesible que la que han tenido compañeros en la misma situación, pertenecientes a otras embajadas como la Alemana o Belga, por poner algunos ejemplos. Digo esto en base al conocimiento de cómo se han gestionado los aviones por parte de dichas organizaciones, quienes han demostrado ser ágiles, cercanos y eficientes en lo referente a la asistencia en esta situación en general, y en los vuelos humanitarios concretamente.

Prueba de ello es que no hemos podido encontrar ninguna queja registrada de forma pública sobre otras Embajadas en Colombia, salvo la española.

Es más, algunas embajadas como la italiana han llegado a anunciar a sus ciudadanos nuestro segundo vuelo de repatriación, con fecha 2 de mayo, incluso antes que nuestra propia Embajada de España (como pueden comprobar en las horas de publicación de los siguientes tuits):

Esta fue la distribución de pasajeros de ese vuelo: “total 367 pasajeros -nueve menores de dos años que no ocupan asiento-, de los cuales 317 son españoles, 14 colombianos y 36 europeos de Alemania, Austria, Bélgica, Eslovaquia, Francia, Hungría, Italia, Malta, Noruega, Países Bajos, Polonia, Portugal y República Checa”. Fuente: https://www.eldiario.es/economia/espanoles-regresan-Colombia-ultimo-retorno_0_1022948201.html

Entendemos que es normal que se cedan plazas (en torno al 10% en este caso concreto) a personas de otros países europeos que puedan tener algún tipo de urgencia. Sin embargo, no entendemos por qué desde la Embajada que usted dirige no se nos ha informado sobre la posibilidad de que los ciudadanos españoles atrapados en Colombia, tuviéramos esa posibilidad. Algo que no llegamos a comprender, dado el elevado número de vuelos con destino a Europa que ha salido desde el inicio del estado de alarma en Colombia (ver ANEXO 9 para ver el listado de vuelos) y hasta hoy 8 de junio de 2020.

Destino:   Número de vuelos:
Alemania 4
Bélgica 1
Canadá 2
EEUU 33
España 5
Francia 5
Holanda 6
Inglaterra 1
Suecia 1
UK 1
Total 59

2. Cifras oficiales sobre el número de personas que necesitamos volar 

Citas del Embajador en la ENTREVISTA:

  • “Nosotros consideramos que hay menos de 100. Insisto, españoles que hayan tenido entradas en el momento de menos de tres meses”.
  • “Han ido apareciendo españoles que llevaban más de tres meses en el país”.
  • “Ahora mismo y con la base de datos que estamos manejando, calculamos que hay unos 1.000 españoles en efecto que quieren regresar, unos 500 colombianos”.

Comentarios:

Pensamos que este punto es uno de los que está causando mayores problemas, porque a pesar de haberlo solicitado varias veces, hasta hace apenas unos días no hemos recibido una estimación sobre el número de personas que nos encontramos atrapados sin poder regresar a nuestros hogares.

La única cifra proveniente de una fuente oficial que tuvimos hasta la última semana, fue la proporcionada por Germán A. Martínez Marcos, Cónsul Honorario de España, quien en un email que nos envió el día 30 de abril, nos comentó que todavía os “falta retornar a más de 700 españoles” (ver ANEXO 10).

Sin embargo, días más tarde, usted corrigió esa cifra en una entrevista realizada en una radio nacional española, desacreditando al Cónsul y reduciendo la cantidad a unos “100 y 150 españoles” (fuente: https://www.cope.es/programas/tiempo-de-juego/audios/pablo-gomez-olea-tiempo-juego-viernes-habra-tercer-vuelo-para-que-puedan-regresar-20200517_1107761). Algo que escapa totalmente a nuestra comprensión, ya que vuelve a “insistir” en una cifra similar de 100 españoles que lleven menos de 3 meses en Colombia, a pesar de que entre las dos declaraciones hayan transcurrido apenas 20 días, en los cuales han salido 3 aviones hacia Madrid, en fechas 22, 26 y 29 de mayo. En total, estimamos que entre 700 y 800 compatriotas han podido regresar a sus hogares en esos vuelos, y sin embargo, la cifra que usted estima sigue siendo la misma.

Con respecto al argumento de que “han ido apareciendo españoles que llevaban más de tres meses en el país”, es algo con lo que no podemos estar de acuerdo. Como usted sabe, al no tener confirmación oficial por parte de su Embajada, decidimos realizar un censo propio de manera extraoficial. En el ANEXO 11 podrá encontrar dicha información, en la que actualmente hay 708 personas, y este es el detalle del tiempo que llevan en Colombia:

Por tanto, el crecimiento de la actual cifra hasta llegar a los 1.000 españoles y unos 500 colombianos, pensamos que está totalmente relacionado con la publicación de su nuevo sistema centralizado de información, que mediante un formulario online permite registrar de forma ágil, fiable y actualizada, los datos completos de todas las personas interesadas en los vuelos.

Este es el formulario en cuestión, mediante el cual y según usted mismo ha comentado, han recibido más de 3.000 solicitudes para los vuelos de junio, a pesar de haberlo publicado el pasado 29 de mayo (más de dos meses después del inicio de la crisis): https://docs.google.com/forms/d/e/1FAIpQLScs9NJ7OMLPZ1hUzAgmkWO7-pYAD67mQvdK6lqS5whY5KrXpw/viewform

Ante este elevado número de interesados en los vuelos humanitarios, que seguramente irá incrementando con el transcurso de los acontecimientos, resulta evidente que los vuelos que han gestionado por su parte son insuficientes.

3. Falta de disponibilidad de aviones 

Citas del Embajador en la ENTREVISTA: “Muchas de las compañías aéreas, no tienen las tripulaciones suficientes para atender esos vuelos, por lo tanto hemos hecho un enorme esfuerzo con las compañías aéreas para poder gestionar esos vuelos, por otro lado están las autorizaciones del gobierno Colombiano. El gobierno Colombiano no autoriza más de 2 vuelos internacionales diarios a Bogotá y por lo tanto hay que encontrar también esa autorización”.

Comentarios:

Por un lado, si bien es cierto que muchas compañías aéreas están operando bajo mínimos, existen alternativas que sí hemos visto que han funcionado en otros países como Uruguay, Bolivia o Paraguay: el flete de aviones de forma privada, con los permisos validados por las diferentes administraciones implicadas, gestionados por la Embajada solicitante.

Hemos conseguido varios presupuestos en firme (ANEXOS 12 – 17) e incluso una de las empresas con las que hablamos, nos comentó que les envió un email solicitando los permisos necesarios (ver ANEXO 18).

Con respecto a los permisos, entendemos que existen muchísimas limitaciones y trabas. Sin embargo, y según el ANEXO 9, han salido más vuelos a Ámsterdam que a Madrid.

Aprovecho la carta para pedirle formalmente que considere estas opciones, ya que parece ser que si existe voluntad por todas las partes implicadas, los aviones podrán salir.

4. Proceso de selección y gestión de pasajeros    

Citas del Embajador en la ENTREVISTA: “Como le digo, a principios de marzo se hizo un vuelo humanitario, desafortunadamente hubo mucha gente que no quiso embarcar ese vuelo, se fue con casi 80 plazas vacías. La razón fundamental es que muchos de los españoles que estaban aquí tenían re programados sus viajes, para la segunda mitad de marzo, perdón, para la segunda mitad de abril o para principios de mayo, y como en aquellos momentos parecía que las restricciones de vuelo y las restricciones de movilidad en Colombia iban a terminar a mediados de abril, la gente prefirió esperar”.

Adicionalmente, en el artículo publicado el día 6 de junio en el periódico eldiario.es, (fuente: https://www.eldiario.es/internacional/Espanoles-varados-Colo mbia_0_1034147604.html):

“Exteriores fletó un primer vuelo de retorno el 27 de marzo, tras el cierre del espacio aéreo colombiano el 23. Desde entonces, han salido cinco vuelos más, todos en mayo y algunos con asientos vacíos, critican quienes aún permanecen en Colombia. Sobre la acusación de no programar vuelos en Abril, el Ministerio y la Embajada señalan que un inicio se calculó que no eran necesarios tantos vuelos, ya que en el trayecto del 27 de marzo quedaron libres 80 plazas.”

Comentarios:

Dados los problemas de comunicación, la falta de transparencia y aparentemente control, en cuanto al número real de afectados y el reducido de número de aviones disponibles, nos parece especialmente grave el hecho de que hubiera un avión que se fuera con 80 plazas libres. Sin embargo, discrepamos en cuanto a los motivos por los cuales sucedió esto.

Nos reportan muchos de los afectados, fueron avisados apenas 48 horas antes de la salida del vuelo, y no pudieron desplazarse porque las carreteras estaban cortadas a causa del coronavirus, y la Embajada no ofreció los salvoconductos necesarios para que los interesados pudieran llegar a tiempo. En resumen, no fue por falta de interés sino porque fue imposible llegar al aeropuerto. Ver ANEXOS 19 – 21.

Según el artículo: “en un inicio se calculó que no eran necesarios tantos vuelos, ya que en el trayecto del 27 de marzo quedaron libres 80 plazas.”, por lo nos parece realmente preocupante las repercusiones que tuvo esta gestión a destiempo por parte de su Embajada, la cual parece que incluso afectó a vuelos venideros.

Y esto es algo que también ocurrió en el vuelo del día 26 de mayo, en el que avisaron a un afectado con quien estaba pasando la cuarentena, 25 horas antes de la salida del vuelo (ver ANEXO 22). Por suerte, casualmente había otra persona que tenía que tomar un vuelo 2 días más tarde, y tenía reservado un transporte para esa misma noche, por lo que pudo salir en ese momento y llegar a tiempo al aeropuerto, tras un viaje de más de 15 horas en coche. Pero nos consta que hubo varias  personas  que tuvieron que rechazar la plaza por no poder llegar a tiempo. Y hay que recordar que no podemos desplazarnos a Bogotá libremente (ciudad desde donde salen los vuelos), para así estar más cerca del aeropuerto y tener, aparentemente, más posibilidades de viajar.

5. Número de aviones fletados por España

Citas del Embajador en la ENTREVISTA: “Somos el país de la Unión Europea y posiblemente el país del mundo que más vuelos de retorno ha organizado, y es la embajada de España en Colombia una de las que más vuelos ha organizado también dentro de América Latina”.

Comentarios:

Esta es una afirmación que entendemos es inexacta. Según este artículo https://www.lavanguardia.com/economia/20200604/481593514715/alemania-viajes-turismo-fronteras-junio-europa.html, desde el inicio de la crisis, Alemania ha repatriado a 240.000 ciudadanos, mientras que España tan solo ha repatriado a 40.000 https://actualidadaeroespacial.com/exteriores-puso-60-vuelos-para-repatriar-ciudadanos-durante-las-restricciones-por-covid-19/

Si hablamos de vuelos realizados por Embajadas Españolas en América Latina, esta afirmación también seria incorrecta, ya que la Embajada de Argentina ha gestionado más del doble en el mismo periodo de tiempo.

6. Tarifas de aviones fletados por España

Citas del Embajador en la ENTREVISTA: “Lo hemos hecho con la compañía Iberia y hemos hecho tarifas realmente competitivas en ese caso, y muchísimo más bajas, que el resto de los vuelos que se han hecho desde carácter humanitario digamos entre comillas. Yo soy consciente de los inconvenientes que plantea, pero no hay otro mecanismo a disposición de la Embajada para realizar otros tipos de vuelos”.

Comentarios:

Tampoco podemos estar de acuerdo con esta afirmación. Si bien es cierto que los precios de Iberia son relativamente económicos (entre 350 y 400 dólares), en el caso de los vuelos operados por Avianca ha sido bastante diferente. De hecho, se ha permitido que una misma plaza de avión tuviera un coste de entre 300 y 900 dólares, dependiendo del orden en el que te llamaran.

Esto es algo que no podemos llegar a comprender, porque en una situación tan crítica como la que vivimos, donde la economía de las personas se está viendo realmente comprometida, no es lo mismo tener que pagar 300 que 900 dólares. Especialmente para las familias. Por lo tanto, hemos sabido que muchos interesados han tenido que rechazar sus plazas por no poder hacer frente al coste del viaje.

Comentarios finales

Estas son nuestras observaciones sobre sus afirmaciones, las cuales a pesar de lo rotundas parece no estar del todo fundamentadas, sino ser simples opiniones. Permítame que por favor, yo mismo ofrezca una opinión, y me reitere lo que ya dije en una entrevista en directo en Espejo Público, el pasado 20 de mayo:

Hubiese preferido que esta situación me hubiera sorprendido en un país donde no hubiera embajada española, para que pudiera haber sido atendido por una Embajada del cualquier otro país europeo.

Aunque en esta ocasión, haré una puntualización: hubiera preferido que esta situación no me hubiera sorprendido en un país con una Embajada dirigida por usted. Porque ante la misma noticia del inicio de la fase consular de asistencia (https://www.youtube.com/watch?v=1nzqyY5e76c), la Embajada de Argentina se apresuró para anunciar 3 vuelos adicionales (ver ANEXO 24), mientras que en la que usted representa, el Cónsul de Bogotá, se limitó a enviarnos un email con una copia de la información publicada en su web, en la que nos informaron de que no habría más vuelos (ver ANEXO 25), a pesar de haberlos solicitados en diferentes ocasiones y por diferentes vías.

Es más, ante la inacción por parte de su embajada, un grupo de ciudadanos nos hemos tenido que organizar de forma independiente para poder comunicar nuestra situación a nivel mediático, informar a los nuevos afectados y apoyar al nuestro compatriotas. Y es que incluso estamos gestionando fondos de forma privada, para poder ayudar a las personas con estado más crítico.

De verdad, no se imagina la impotencia y desesperación que se siente al comenzar el día con un nuevo caso que te solicita ayuda de forma desesperada: un enfermo sin medicación o que requiere de atención urgente, otra persona que te dice que va a dormir en la calle esa noche, una mujer que ha sido víctima de malos tratos y teme por su vida o una nueva embarazada que no quisiera dar a la luz fuera de España, con todo lo que eso supone.

Me atrevo a decirle que no se imagina la impotencia y desesperación que se siente, porque a pesar de que seguramente también haya escuchado algunas de estas historias, en su mano sí está la solución a la mayoría de nuestros problemas actuales.

Por eso, le solicito humildemente que ponga de una vez todos los aviones que sean necesarios para que todos podamos volver a casa sin importar si somos españoles o residentes, ya que todos vivimos en España. Y le solicito también que nos respete, y en lo sucesivo, no realice declaraciones inexactas sobre nuestra situación.

Espero que estos argumentos, debidamente documentados, les sirvan para mejorar el servicio que ofrecen a sus conciudadanos (en este caso en auxilio), que independientemente de su nacionalidad, residen legalmente en nuestro país y contribuyen de forma activa mediante el pago de sus impuestos al Estado, impuestos gracias a los cuales se sufragan los servicios públicos, entre muchos otros  también los de la institución que usted representa.

Un saludo, y muchas gracias.

Javier Godínez
Portavoz del Colectivo “Atrapados en Colombia”.