El colegio Los Manglares tiene como misión formar a niños y niñas a través de un modelo pedagógico holístico, alternativo, y personalizado. Este modelo se basa en el reconocimiento de las potencialidades de cada estudiante, y de involucrarlo con su entorno social y ambiental a través de proyectos integrados. Fomentar desde una experiencia amorosa y divertida la empatía, autonomía y amor por el aprendizaje.

Alumnos y alumnas con el profesorado del colegio

Foto cedida por Colegio los Manglares

 

Historia del proyecto

El colegio Los Manglares nace de la necesidad de alternativas de formación integral. Desde la infancia, la educación debe basarse en el entendimiento de nuestra relación con el planeta y con los seres vivos que lo cohabitamos. Su objetivo es la búsqueda de una transformación profunda al interior de la institución educativa y de la construcción de una opción de colectivo social diferente.

A finales del 2012 el colegio es aprobado por la Secretaría de Educación y se le otorga licencia de funcionamiento. En el 2013 se inicia la primaria básica con un grupo de 4 estudiantes. Se obtiene en el 2015 la licencia de funcionamiento hasta el 5º grado de la primaria básica y se consolida el primer grupo de primaria.

En 2015 visitó el colegio la Dra. Jane Goodall y lo certificó como un colegio Roots & Shoots. Roots & Shoots es un programa mundial cuya misión es fomentar el respeto y la compasión por todos los seres vivos, el entendimiento entre culturas y creencias, e inspirar a cada individuo a ser activo en la labor de hacer de nuestro mundo un mejor lugar para el medio ambiente, los animales y la comunidad humana.

Actividad realizada en clase de primaria

Foto cedida por Colegio lo Manglares

Iniciativas que se realizan

En el colegio se trabaja de la mano con ONGs dedicadas a la conservación del medio ambiente. Además, se siguen fortaleciendo la alianza con universidades, especialmente con la Universidad Jorge Tadeo Lozano. Con ella, a través del grupo de investigación y conservación de tortugas marinas se ha desarrollado un programa donde los estudiantes han participado activamente en la conservación de ecosistemas marinos. Además, son aliados activos del programa de Conservación de Tortugas Marinas.

Por otro lado, se desarrollan proyectos transversales como “Mensajeros de Paz” y “Corazón Animal” (diseñado por los estudiantes del colegio con el ánimo de trabajar por el bienestar de la fauna callejera, articulado a las diferentes áreas del plan de estudios). 

 

Colaboración en la conservación de tortugas marinas

Foto cedida por Colegio los Manglares

 

Flora, Faura y Cultura es una Asociación Civil sin fines de lucro, que ofrece la posibilidad de hacer un voluntariado, de forma gratuita, con tortugas marinas en la Riviera Maya, para la preservación y protección de las especies en peligro de extinción.

Foto cedida por Flora, Fauna y Cultura

Historia de Flora, Fauna y Cultura de México A.C.

Se trata de una organización de la sociedad civil sin fines de lucro, que trabaja por la conservación del patrimonio natural y cultural. Surgió como respuesta a las problemáticas ambientales y culturales generadas por el acelerado desarrollo urbano y turístico registrado en el estado de Quintana Roo en las últimas décadas. Realizan la función de vínculo entre los diferentes actores sociales con el fin es sumar esfuerzos para conseguir beneficios colectivos.

 

Proyectos / Iniciativas

Desde Flora, Fauna y Cultura se desarrollan varias iniciativas relacionadas con la conservación de tortugas marinas, bienestar comunitario y conservación de áreas verdes.

Foto cedida por Flora, Fauna y Cultura

El PAC – Projetos Amigos das Crianças (Proyecto Amigo de los Niños en castellano) actúa en la protección y garantía de derechos de niños, adolescentes y familias en situación de vulnerabilidad social. Su misión es promover la transformación social, generando oportunidades a los beneficiarios.

Historia de PAC (Projetos Amigos das Crianças)

En 2003, un grupo de amigos se unió con el propósito de realizar visitas voluntarias en albergues y orfanatos, inicialmente en una institución que atendía a niños seropositivos. El grupo fue creciendo y el trabajo voluntario también. Con ello, el proyecto pasó a realizar visitas en otros dos albergues, atendiendo de media a 140 niños y adolescentes cada año.

El trabajo que inicialmente era de supervisión y entretenimiento fue madurando y así, el grupo voluntario pasó a realizar alianzas importantes que ayudaron a hacer viables otras acciones, como por ejemplo, atención odontológica y cursos de informática. Además, se contribuye financieramente con acciones puntuales, como reformas y mejoras en los espacios.

El grupo de voluntarios decidió formalizar este trabajo fundando el 18 de octubre de 2006 el proyecto.

  • Marzo de 2007: se inauguró el primer  Servicio de Acogimiento Institucional para niños y adolescentes.
  • Noviembre de 2010: fundó su segundo servicio, el Centro para Niños y adolescentes.
  • Marzo de 2012: inició su cuarto servicio, el SAICA II.

El proyecto posee todas las certificaciones necesarias para actuar en el área de la asistencia social, en los servicios de protección básica, media y alta complejidad. Además, se cuenta con una gestión transparente y compartida, es decir, todos los colaboradores participan en el proceso de decisión de la organización. En resumen,  el bienestar y la garantía de derechos del niño, del adolescente y de la familia, son el foco que rigen todas las acciones de la institución.

Voluntarios con los niños
Fotografía cedida por PAC

Actualmente son 7 trabajadores. Además, su financiación proviene de ayuda gubernamental, personas físicas y jurídicas, voluntarios, y otras organizaciones.

Proyectos / Iniciativas

1.  Servicio de Acogida Institucional para niños y adolescentes 

  • Público destinatario: niños menores de edad, víctimas de maltrato, abandono, en riesgo personal y / o social. Por otra parte también se atiende a huérfanos o alejados de la convivencia familiar por falta de condiciones de los padres o responsables.
  • Capacidad de atención: hasta 39 niños y adolescentes.
  • Actividades desarrolladas:
    • Visitas a domicilios
    • Reuniones socioeducativas
    • Reinserción familiar y comunitaria
    • Acompañamiento médico y psicológico
    • Inserción escolar y en el mercado de trabajo
    • Preparación para el retorno en la convivencia familiar

2. Centro para niños y adolescentes – Amigos de los niños de Santo Domingo

  • Público destinatario: niños de hasta 15 años.
    • Los niños y adolescentes en situación de trabajo.
    • Aquellos que hayan sido devueltos a la convivencia social familiar después de una medida protectora de acogida.
    • Niños o adolescentes con discapacidad beneficiarias o no del programa BPC (beneficio de la prestación continuada).
    • Aquellos que provengan de familias beneficiarias de programa de transferencia de renta. También aquellos que se encuentren en situación de vulnerabilidad y riesgo.
  • Capacidad de atención: 120 niños y adolescentes.
  • Actividades desarrolladas:
    • Actividades deportivas, socioeducativas y culturales
    • Talleres lúdicos
    • Talleres de generación de ingresos para las familias
    • Atención psicosocial

Taller de ballet
Fotografía cedida por PAC

3. Servicio de Asistencia Social a la Familia y Protección Social Básica

  • Público destinatario:
    • Familias beneficiarias del programa de transferencia de renta (PTR) y beneficios asistenciales
    • Habitantes de edad avanzada y con discapacidad.
    • Personas que experimentan una situación de vulnerabilidad y riesgo social.
    • Beneficiarios  de la prestación continuada.
    • Personas con precario o nulo acceso a los servicios públicos. Así como habitantes poca posibilidad de inserción social o cualquier otra situación de vulnerabilidad y riesgo social.
  • Capacidad de atención: 1000 familias.
  • Actividades desarrolladas:
    • Visitas domiciliarias
    • Reuniones socioeducativas
    • Talleres lúdicos
    • Talleres de generación de ingresos

Comunidade Rural Casa do Caminho es una ONG que ofrece un programa de voluntariado gratuito  en casa do Caminho cerca de Rio de Janeiro, Brasil. A cambio de su tiempo para desarrollar los diferentes proyectos, ofrece a los voluntarios comida y alojamiento sin pago.

 

Historia de la comunidad rural Casa do Caminho

La Comunidade Rural Casa do Caminho (CRCC) es una asociación brasileña sin fines de lucro. Entre 1982 y marzo de 2014, tuvo como su principal misión acoger a niños y adolescentes en situación de riesgo social. Sin embargo, debido a las grandes dificultades impuestas por los organismos gubernamentales de Brasil, hoy en día, Casa do Caminho ya no acoge a niños ni adolescentes. Su labor y función ha cambiado, siendo ahora una sede para desarrollar proyectos educativos, deportivos y culturales para apoyar a la comunidad local, especialmente niños, tratando de mejorar las condiciones de vida y educación de los habitantes de la zona.

Instalaciones Casa do Caminho
Fotografía cedida por ONG Casa Do Caminho

Proyectos

En el momento de visitar la ONG (febrero  de 2018) realizan los siguientes proyectos:

  • Educación sin fronteras: los voluntarios dan clases complementarias de inglés, español, teatro, fútbol, judo y arte; a los alumnos de varias escuelas rurales de la zona

 Impartiendo clases
Fotografía cedida por ONG Casa Do Caminho

  • Comida con nuestros hermanos de la calle: dos veces al mes, los voluntarios preparan y dan comida a personas en situación de calle en las ciudades de Rio de Janeiro y Duque de Caxias

 Preparando comida
Fotografía cedida por ONG Casa Do Caminho

  • Juegos en el Camino: todos los sábados los niños de la zona acuden a la Casa do Caminho, donde realizan diversas actividades deportivas y juegos, además de comer juntos. Esta es prácticamente la única oportunidad en la que los niños pueden “jugar y comportarse como niños”, ya que en la zona no existe otro espacio público para realizar este tipo de actividades.

 Jugando a carreras de sacos
Fotografía cedida por ONG Casa Do Caminho

  • Apoyo a las familias: una vez al mes, los voluntarios se organizan para realizar reformas en las casas de las familias más vulnerables de la región.

Voluntarios ayudando en la reforma de una casa
Fotografía cedida por ONG Casa Do Caminho

  • Captación de voluntarios: búsqueda a través de las redes sociales o webs de nuevas personas que estén interesadas en ser voluntarios, de forma gratuita, en Casa do Caminho.

Equipo actual en Casa do Caminho
Fotografía cedida por ONG Casa Do Caminho

  • Reformas en la casa: la Casa requiere de mantenimiento, mejoras y acondicionamiento de las diferentes áreas que componen la institución.

Realizando mejoras en Casa do Caminho
Fotografía cedida por ONG Casa Do Caminho

  • Comunidad Verde: este proyecto se encuentra parado por falta de voluntarios, pero se prevé la creación de campos de cultivo para abastecer a los voluntarios, así como herramienta para obtener recursos para la ONG.

 

Ayuda de material y voluntariado gratis en KKIS Project en Playa del Carmen, México

The KKIS Project (Keep Kids in School / Mantén a los niños en la escuela, por sus siglas en inglés) es una fundación que trabaja para motivar y ayudar a los administradores, maestros, estudiantes y padres de las escuelas públicas a través de 5 programas que brindan asistencia financiera, conexiones y apoyo; con el objetivo de que los estudiantes no caigan en el abandono escolar por falta de recursos y/o motivación.

Historia de The KKIS Project

El Proyecto KKIS proporciona útiles escolares, becas y clases de conversación en inglés a escuelas públicas en México. La escuela secundaria pública en México es obligatoria pero no subsidiada por el gobierno.

El Proyecto KKIS cree firmemente que los niños deben tener la oportunidad de mejorarse a sí mismos, independientemente de su origen económico. La Junta de KKIS está compuesta por educadores, artistas y tipos corporativos. Son optimistas con cabeza dura que creen que todos los niños deberían tener un mínimo de 12 años de educación gratuita. El futuro que visualizan para los niños en México es uno donde la educación es valorada y asequible, y donde la finalización de la escuela secundaria y la universidad se vuelve más común en la comunidad. Sirven a niños y familias en uno de los principales destinos turísticos de México donde la gente local gana menos de 10 dólares por día.

El problema es simplemente económico: las familias no pueden pagar los costos de una educación pública; ellos necesitan que sus hijos trabajen. Su colaboración con los servicios sociales y los administradores escolares aquí ha revelado una necesidad abrumadora en nuestra comunidad.

Foto cedida por The KKIS Project

Proyectos / Iniciativas

Desde The KKIS Project se desarrollan 5 iniciativas principales:

1. Programa de Conexiones: cuando los estudiantes y sus padres están expuestos a las oportunidades y reciben apoyo, lo que antes era insondable, se vuelve alcanzable, algo por lo que luchar. Se facilitan diferentes tipos de conexiones a través de este programa de voluntariado y puede ser transformador.

Conexiones escolares hermanas: para los estudiantes de edad de escuela primaria pública, se organizan  intercambios con escuelas privadas locales. Los estudiantes escriben cartas ‘por correspondencia’, participan en equipos mixtos en divertidos juegos educativos y presentan esfuerzos artísticos y culturales entre sí. Los maestros también tienen la oportunidad de conocerse y compartir ideas.

Conexiones de graduación: para los estudiantes KKIS Scholars graduados (estudiantes de secundaria con beca), KKIS los ayuda a comprender y evaluar sus opciones, completando los trámites necesarios, pagando la solicitud de ingreso a la Universidad y los exámenes. Para los estudiantes que no reciben una beca de la Universidad KKIS, se han negociado grandes descuentos en universidades locales.

Inspiración y presentaciones: KKIS también facilita las presentaciones de oradores inspiradores a los estudiantes de secundaria locales y ofrece presentaciones a las empresas en la comunidad a través de sesiones de información en grupos pequeños.

¿Cómo ayuda? Se consideran las «conexiones» como una motivación para trabajar duro y evitar el abandono escolar. El conocer a las personas fuera de su entorno permite que se formen relaciones, que se tenga acceso a nueva información y que, por lo general, un alumno inspirado permanezca en la escuela.

Mesa del Programa de Conexiones
Fotografía cedida por ONG Casa Do Caminho

2. Becas: Aunque en México son obligatorios 12 años de educación, el promedio son sólo 9. Los estudiantes que desean ingresar a la escuela secundaria deben pagar un examen de ingreso, aranceles escolares, transporte y costes de uniforme. La meta de este proyecto para el año escolar 2017/2018 era otorgar 45 becas completas a estudiantes necesitados que tengan buenas calificaciones. Se cree en la educación pública. Aunque no es un sistema perfecto en ningún país, se considera que 12 años de educación deberían ser gratuitos para los ciudadanos de un país democrático. Por eso, se trata de garantizar a los niños  todas las oportunidades de éxito y eso comienza con la educación.

¿Qué se hace al respecto? Se otorgan becas a comunidades necesitadas según la recomendación de la organización municipal de servicios sociales, DIF. Con la ayuda de los administradores de la escuela, se eligen a los beneficiarios según el promedio de calificaciones anterior y la necesidad financiera. A todos los estudiantes becados se les asigna un mentor de KKIS: un individuo de habla hispana que sigue el progreso de los estudiantes, proporciona orientación y refuerzo positivo.

¿Cómo ayuda? Las becas KKIS mantienen a los estudiantes en la escuela: aquellos que, a pesar de sus buenas calificaciones, corrían el riesgo de no ir a la escuela secundaria simplemente por razones económicas. Con los exámenes, los aranceles de entrada, el transporte, los uniformes y los útiles escolares pagados, los estudiantes pueden enfocarse en sus estudios y mantener sus calificaciones.

Material escolar becado
Fotografía cedida por ONG Casa Do Caminho

3. Programa en Inglés: «Los límites de mi lenguaje significan los límites de mi mundo» . Esto es algo realmente palpable en la Riviera Maya, uno de los destinos turísticos más famosos de todo México. Las personas que hablan inglés y español tienen una mejor calidad (en términos de salario y oportunidad de trabajo) que aquellos que solo hablan español.

¿Qué se hace? Dos veces por semana, los voluntarios de KKIS trabajan en una escuela secundaria pública con pequeños grupos de estudiantes que rara vez interactúan con hablantes nativos de inglés. Las acciones se centran en mejorar la conversación, la pronunciación y simplemente ayudar a los estudiantes a superar la timidez que experimentan todos los que están aprendiendo un nuevo idioma. Participar en este programa de voluntariado es divertido y fácil. KKIS proporciona una hoja de iniciadores de conversación, pizarras blancas, marcadores e introducciones.

Clases de inglés
Fotografía cedida por ONG Casa Do Caminho

4. Apoyo escolar: algunas escuelas públicas tienen limitaciones de financiación y falta de recursos necesarios. Estos problemas se magnifican en México, donde la corrupción, la burocracia y la indiferencia son comunes. No hay PTA (Asociación de Padres y Maestros) que coordine y recaude dinero para actividades educativas extra curriculares. No hay programas de almuerzo gratis. Los maestros tienen que pagar por las copias de las hojas de trabajo que quieren repartir. Además, las aulas carecen de relojes, armarios, botes de basura, artículos básicos de ejercicio físico como balones de fútbol y pelotas de baloncesto.

La aparente falta de apoyo hace que los buenos maestros se sientan frustrados y desanimados, y esto aumenta el desinterés de los alumnos respecto a la escuela.

¿Qué se hace al respecto? KKIS patrocina concursos educativos organizados por Educativa, un grupo de acción local dirigido por maestros y centrado en la educación. Estas competencias de Spelling Bees y Math involucran e inspiran a los estudiantes.

Proyecto Food for Thought: KKIS se ha asociado con Grupo Azotea, un grupo de restaurantes líder en Playa del Carmen. Todos los días, su panadería, dona pan a una escuela primaria pública. Un voluntario de KKIS se asegura de que llegue el pan.

Fundamentos de la escuela: el ambiente de la clase es vital para el aprendizaje. Cuando existe una necesidad de materiales de enseñanza, equipos y similares, se aportan los recursos que se tienen a disposición, o se conectan las organizaciones asociadas que comparten esta visión de una educación de calidad gratuita para niños de todo el mundo.

¿Cómo se ayuda? Los concursos están inspirando a los estudiantes a participar en el aprendizaje de manera diferente, con más pasión de la que tendrían. Los administradores comentan que uno de sus mayores desafíos es la falta de nutrición que causa que los estudiantes estén desmotivados y tengan dificultad para concentrarse. El programa Food for Thought está ayudando a enfrentar este desafío. Los estudiantes y profesores que tienen las herramientas básicas que necesitan para hacer sus respectivos trabajos aprovechan mejor las clases.

Reparto de pan y material didáctico
Fotografía cedida por ONG Casa Do Caminho

 

5. Se necesitan materiales escolares: un año de material escolar tiene un coste en promedio, 240 pesos o $ 20 USD por niño. Para muchos de los trabajadores mexicanos, este es el salario de una semana. Hay niños que no van a la escuela porque su familia no puede pagar los materiales escolares. Y aquellos que asisten, a menudo no tienen un lápiz o papel para escribir.

¿Qué se hace? La agencia de servicios sociales municipales (DIF) de Playa del Carmen informa a KKIS sobre las escuelas que tienen el porcentaje más alto de estudiantes necesitados. Al comienzo del año escolar, los voluntarios de KKIS entregan bolsas de material escolar a estos estudiantes. Esta es una iniciativa que va aumentando cada año. En 2011 se entregaron 258 mochilas llenas de material escolar. En 2017, fueron 2917.

¿Cómo se ayuda? Además de proporcionar ayuda financiera a las familias, los maestros informan que los niños que reciben materiales escolares por un año (algo completamente inaudito en estas partes) están más inspirados y comprometidos con su educación.

Material escolar para repartir
Fotografía cedida por ONG Casa Do Caminho